26 de septiembre de 2015

Pequeños placeres de otoño 2015

Pinterest se ha llenado de bodegones de calabazas y ya hay pinceladas de Navidad por todos los tableros: la señal más clara de que el otoño ha llegado.

La manta en el sofá y la vuelta de los zapatos son algunos de los básicos de otoño, pero no los únicos. Este año no he podido ir aún al gimnasio, uno de mis básicos de esta época, pero sí que he podido disfrutar de alguna que otra cosa con sabor otoñal como el placer que se siente al ducharse con agua bien caliente por primera vez desde hace meses.

El de este año ha sido un verano con demasiado calor, así que el primer trago de café caliente o la vida sin aire acondicionado son algunos de los detalles que he valorado este otoño.

Pero no sólo de frío vive esta época. Hay otros placeres que degustar como el último baño en la playa, cuando sientes que es sólo para ti; llenar el patio de brezos fucsias; poder utilizar sombreros  y que vuelva Woody Allen con dos maravillas como Joaquin Phoenix y Emma Stone (sí, admito que tengo debilidad por ellos).


Que surjan nuevas publicaciones, en papel u on line, siempre es una buena noticia y este otoño podemos decir que han llegado varias. Además, ha nacido 'Kinfolk Home: Interiors for slow living', un libro que abre la puerta de casas que rezuman espíritu Kinfolk y otra de las reinas del slow living, Federica Barbaranelli, de Federica & co se muda al norte.

(Kinfolk)


Este otoño me he reconciliado con Fito (y sus fitipaldis) y quizá un poco con el norte después de una época en la que los había dejado de lado, y han vuelto los cursos de Hello! Creatividad (a ver si me apunto a alguno).

Disfrutar del placer de leer con libros como 'Ve y pon un centinela', que vuelvan las mandarinas; que AD haya puesto su ojo en la tienda "happy chic" Valentina y ponerte a pensar ya en la San Silvestre y en los entrenamientos a los que vas a ir con las amigas, como los de Nike en los que el año pasado tan buenos ratos, son pequeñas pinceladas que me hacen feliz.



                                 (AD)


Las flores secas, el triunfo del color rojo en las tiendas y escuchar música en mi AMove de Kreafunk son otros de los detalles de este otoño que me hacen soñar, algo que afortunadamente nunca se acaba.

(Kreafunk)

No hay comentarios :

Publicar un comentario