24 de febrero de 2015

Y para marzo ...

Al igual que hay un blue monday, para mí febrero ha sido un #bluemonth. Se me ha hecho largo, tedioso y sin gracia, pero marzo está a la vuelta de la esquina, así que ya hay que planear esas cosas que dejen atrás el azul que ha marcado mi segundo mes del año.

Visitas, viajes y vueltas a casa marcarán mi mes de marzo, que no pasará desapercibido en mi vida, en primer lugar, porque voy a conocer Nueva York y eso que he visto siempre en los platós se convertirá en realidad este mismo mes.

Quiero ver millones de cosas, notar lo pequeña que soy al lado de los rascacielos, saber si mis clases de inglés han servido para algo, pasear rodeada de modernos en Williamsburg y probar un pastelito de Magnolia Bakery.



En marzo tengo ganas de conocer los restaurantes Fox y el Juanita Cruz, ambos con pintón y en Madrid, pero tampoco me gustaría dejar pasar el mes sin ir a Aire, un nuevo restaurante dedicado a las aves situado en la calle Orfila y decorado por Federica & co. Simplemente delicioso.


(Luz Estudio)


Este mes de marzo quiero probar un chaleco de electroestimulación. Dicen que son muy efectivos y el mejor complemento para el fitness (constancia aparte). En este plano deportivo, no me gustaría dejar atrás mis sábados de running, porque correr entre árboles es algo que me ha enganchado, ¿seguiré siendo fiel?


Birdman es otra de mis tareas pendiente y más ahora que ha arrasado en los Oscar. También lo es pasar más tiempo con mis sobris o dejar de pensar tanto ¿Lograré hacer todo esto? I hope so. Sí, el inglés también sigue en mis planes.


2 comentarios :

  1. That's the spirit!!!
    Que alegría de vivir transmite este rinconcito de la web.
    Gracias por compartirla ;)

    ResponderEliminar