29 de enero de 2015

¡Arriba la persiana!

De opciones está lleno el mundo y eso es algo que me fascina, sobre todo en estos tiempos en los que las grandes cadenas de ropa, alimentos o muebles han invadido las calles y los polígonos aledaños a las grandes ciudades.

No voy a ir de moderna y decir que no compro en Ikea o en Zara. Mentiría porque las #adoroSin embargo, me encantan las tiendas pequeñas que encuentras al cruzar la esquina; las de segunda mano, en las que entre morralla puedes ver tesoros y simplemente aquellas que unos emprendedores idearon alguna vez en su cabeza y finalmente se hicieron realidad.

Nos sobran cosas, o por lo menos a mí me sobran, y sin embargo, necesito otras que puede que no sean tan materiales como las que guarda mi armario. Por eso, hace unos días Le Crazy estrenó tienda. Son cositas que por alguna razón alguna vez dejé de usar (o que nunca llegué a estrenar) y que aún deberían una vida más allá de la que han pasado conmigo.




Mi tienda, que es como me gusta llamarla, está ‘colgada’ en Closket, una de esas ideas que saltó de la cabeza de dos chicas a la Red y acabó convirtiéndose en una plataforma de ropa de segunda mano en la que cambiar tu armario con calidad y a buen precio. En definitiva, uno de esos proyectos de los que me gustaría saber más y que tiene mucho futuro.


Dejando la segunda mano de lado, alguien que también sube la persiana en Madrid es la deliciosa tienda de decoración Kenay Home. Me perdí la pop up que hicieron en Madrid en diciembre, pero a partir de este lunes, 2 de febrero, en Núñez de Balboa, 59 hay una parada obligatoria para todas las amantes de la decoración nórdica.

(Kenay Home)

No hay comentarios :

Publicar un comentario