18 de diciembre de 2015

Elaborando la lista

Hacer la lista para que Papa Noel la chequee dos veces es algo que hay que hacer por estas fechas en las que a pesar de que el frío no apriete, las castañas asadas, las bufandas y los carteles de 'Hay caldo' son los protagonistas.

Como he dicho en muchas ocasiones, en Madrid no hay pre-Navidad sin pop-up stores y esta semana he pasado por varias, de donde me he llevado un cojín de Living International y algún que otro regalito, pero me hubiera llevado mil cosas como una corona de Brumalis, cualquier cosa de lino de la Slow Revolution de #Federica...




O un vestido de Cortana, que hasta el sábado organiza una venta especial de muestrario de vestidos de novia. Maravilla.

(Cortana)


Estos días también he cumplido con algunas de mis tradiciones navideñas. He mandado mis Christmas, en papel sí, #soydeesasantiguas, y también tengo una nueva pareja de adornos para el árbol. En esta ocasión no los he comprado yo, sino que son un regalo de una de las tiendas de decoración más bonitas de España de la que ya he hablado más veces: Valentina.

Este año he conocido qué es un belén de cumbres y me he topado con varios en la punta de una montaña, he visitado a mis amigos en otras ciudades, tengo un Pulitzer con muy buena pinta preparadito para ser leído en vacaciones y me he enamorado de la vida cotidiana del villano Darth Vader que nos ha enseñado a todos Pawel Kadysz.




Estos días previos a la Navidad he cenado en el Perra Chica, he echado unas carreras para poder estar a punto para la San Silvestre Vallecana #WeRunMad, que este año se tiñe de naranja, y he sacado un hueco para envolver mis regalos en algún papel bonito.


Cada uno tiene sus costumbres navideñas y aquí están algunas de las mías. Y tú, ¿tienes alguna?

1 de diciembre de 2015

Más allá del rosa cuarzo

Que el rosa cuarzo es el color elegido por Pantone como must del año que viene es algo conocido por todos, pero hay algunos más que le acompañarán en su reinado y que a pesar de su belleza han quedado ocultos tras el poder del nº1.

Serenity, Peach Echo, Fiesta, Snorkel Blue, Iced Coffee y Limpet Shell son sinónimo de azul, rojo o marrón, cada uno con sus peculiaridades y matices respecto a los básicos y los favoritos de 2015, y entre ellos hay algunos que me encantan.





Por eso, para 2016 quiero una falda rojo fiesta, una mesa con un mantel azul serenity que combine con unas flores rosas y una casa con toques Iced Coffee. 

Un viaje a Italia lleno de casas Peach Echo, un campo del norte muy Green Flash y un toque Buttercup con sabor a limón de Capri del que no pueda deshacerme. 

Y a todo esto, ¿qué haré con mi eterno LBD?








16 de noviembre de 2015

Compras hasta diciembre

Después de Halloween, Navidad, o eso es lo que sucede en Pinterest y cada vez más en Madrid. Ya hay tiendas con decoraciones navideñas y otras en las que te venden lo que sea para que llenes tu casa de espíritu navideño, pero lo que sin duda ha proliferado últimamente en las navidades de la capital son los mercadillos y pop-ups y ¡bienvenidos sean!

A uno al que no quiero dejar de ir es al que monta Federica Barbaranelli desde esta misma semana. Tras haber dejado la ciudad para mudarse Cantabria y dedicarse a la slow life, desde ya se puede disfrutar por tiempo limitado de su Slow Revolution en Madrid.




Otro de los clásicos de estas fechas es The House, la pop up multimarca que cada año levantan los chicos de Better y que este año también será uno de los lugares imprescindibles. 

Habrá una Pop up Christmas los fines de semana del 2 de diciembre al 4 de enero en Maquisandco y de momento, y aunque no es nada navideño, me quedo con el inminente pop uplet de Isabel Marant en Madrid, del 17 al 21 de noviembre en Madrid. Bienvenido, mundo efímero.



2 de noviembre de 2015

Aromas con nombre bonito

Me encantan el neroli, el jazmín y el gengibre. Me gustan las colonias que huelen a fresco y eso que al mismo tiempo, estoy abonada a Coco Mademoiselle desde hace muchos años. Disfruto con los buenos olores y los recuerdos que despiertan, pero he de confesar que ahora estoy obsesionada con los perfumes y productos de baño con nombre bonito.

¿Quién no ha tenido una colonia que le encantaba pero tenía un bote horroroso? Yo soy la primera. De hecho, una de mis colonias imprescindibles a día de hoy viene en un frasco muy cursi, y sí, me da rabia. Puede sonar tonto, pero es lo que hay, por lo que tras toparme con alguna que otra cosa creativa por el mundo, ahora voy en busca del aroma con nombre bonito.

Uno de los primeros hallazgos en la materia fue la línea de baño de los hoteles Mama Shelter. Hace años caí en uno por casualidad tras varios días en un hostal de playa. Me supo a gloria, ¡cómo no!, pero aún no pude disfrutar de sus divertidas creaciones como el todo el uno para la cara 'Mama loves you top to bottom' o la crema para cara y cuerpo 'Mama wants to clean you up'.

(Mama Shelter)



A Lab on fire es otra de las marcas que tiene  perfumes de nombre extraordinario como 'What we do in Paris is secret', 'One night in Rio' o 'Almost Transparent Blue'. Aromas maravillosamente presentados con un nombre que quizá, y sólo quizá, con un golpe de magia se conviertan en realidad.


(A lab on fire)

28 de octubre de 2015

Una boda en invierno con magia

El período de bodas por antonomasia es primavera-verano, pero las bodas de otoño y sobre todo, las de invierno, si se hacen con mucho mimo y una buena dosis de encanto, destilan magia.

Ahora que el mundo de las bodas se ha reunido en el Love Lab Days de Gijón y que tengo una media de cuatro bodas al año, diré que si me casara en invierno me encantaría hacerlo con un vestido de flores como el de Houghton y arropada en una capa blanca a medio camino entre la de Caperucita Roja y la de Tatiana Santo Domingo.


                            (Houghton)

Me gustaría una boda en la que el color azul conjugara con el fucsia de los brezos y si se puede pedir, que se celebrará en un invernadero o en un hotel tan bonito como La Casa de los Tomillares en Candeleda.



(Casa Los Tomillares)



Si me casara ahora elegiría las flores de Sally Hambleton o las de Elena Suárez y pediría que alguien cantara Blue Moon, que me sabe a casa y a invierno. Todo eso, si me casara en invierno.




15 de octubre de 2015

Un toque de color a lo Wes Anderson

Que las setas, la paleta de colores tierra que domina el campo y un buen trago de café caliente son clásicos maravillosos del otoño es algo indiscutible, pero en esta época también me entra la morriña del brillo de los meses de verano y para eso nada mejor que una ración de universo Wes Anderson.

Color a raudales y un toque de increíble locura componen el común denominador de las películas de este cineasta estadounidense, cuyo universo tiene tantos adeptos, que no sólo se limita al Gran Hotel Budapest o a los scouts de Moonrise Kingdom.



El lugar más andersoniano que conozco en estos momentos es el Bar Luce de la Fundación Prada de Milán. Diseñado por Anderson, recrea la atmósfera de un típico café milanés y es un lugar donde al propio director le gustaría "pasar sus tardes de no-ficción".

Pero mucho más cerca, aquí, en España, hay un lugar que dicen que está dedicado a uno de los personajes más queridos de la familia Tenembaum: Margot. En pleno paseo de Gracia, Margot House, se define como un lugar que tiene lo que necesitas y que prescinde de lo que no. 

"Un hotel donde las cosas pasan con calma y facilidad y lo esencial se convierte en excepcional", reza la web de este hotel, que quiero conocer en persona lo antes posible.



Y para ir allí no dudaría en ponerme uno de los deliciosos vestidos de Bluemarine o en llevar un mix rosa-rojo, una mezcla que me tiene loca desde hace unos meses ¿Y a ti?




5 de octubre de 2015

De puntualidad, cirros y sombreros

Cumplir los horarios es una de las mejores y peores cosas que tiene la rutina. Lo menos agradable pasa por las prisas y el estrés que conllevan; pero en el lado positivo, tengo que agradecer al reloj que me diga cuándo comer, dormir o que una siesta no puede durar tres horas.

En otoño la rutina es uno más de la familia, y como ya he dicho en otras ocasiones, a veces la agradezco. Eso sí, hay que sacarle su buena cara, porque la mala puede hundirte el ánimo hasta más no poder. Para ello, nada como ponerte un sombrero si llueve; saber qué nubes no dejan que te llegue el brillo del sol y buscar algo bonito para la muñeca, si no quieres comerte muchas broncas por llegar tarde.

En tres pequeñas pinceladas para sacarle la buena cara a la rutina diré que nada como una buena clase de nubes en la que aprender que los Simpsons viven eternamente bajo un cielo de cúmulos o que en 'La canción más hermosa del mundo' Sabina les canta a ellas cuando habla de cúmulos, cirros y estratos.

(Lack of Color)


En el caso de los sombreros, la cosa está clara. Los de Lack of Color son de los más bonitos que he visto por ahí, y para no llegar tarde, puedes hacerte con un reloj Komono. Son modernos, asequibles y bonitos: perfectos para el día a día. Además,vienen en unas cajas que me encantan.


Son pequeñas ideas que a una se le ocurren en un domingo pardo de otoño, pero seguro que hay cientos de pequeños detalles con los que darle una vuelta a estos días.

26 de septiembre de 2015

Pequeños placeres de otoño 2015

Pinterest se ha llenado de bodegones de calabazas y ya hay pinceladas de Navidad por todos los tableros: la señal más clara de que el otoño ha llegado.

La manta en el sofá y la vuelta de los zapatos son algunos de los básicos de otoño, pero no los únicos. Este año no he podido ir aún al gimnasio, uno de mis básicos de esta época, pero sí que he podido disfrutar de alguna que otra cosa con sabor otoñal como el placer que se siente al ducharse con agua bien caliente por primera vez desde hace meses.

El de este año ha sido un verano con demasiado calor, así que el primer trago de café caliente o la vida sin aire acondicionado son algunos de los detalles que he valorado este otoño.

Pero no sólo de frío vive esta época. Hay otros placeres que degustar como el último baño en la playa, cuando sientes que es sólo para ti; llenar el patio de brezos fucsias; poder utilizar sombreros  y que vuelva Woody Allen con dos maravillas como Joaquin Phoenix y Emma Stone (sí, admito que tengo debilidad por ellos).


Que surjan nuevas publicaciones, en papel u on line, siempre es una buena noticia y este otoño podemos decir que han llegado varias. Además, ha nacido 'Kinfolk Home: Interiors for slow living', un libro que abre la puerta de casas que rezuman espíritu Kinfolk y otra de las reinas del slow living, Federica Barbaranelli, de Federica & co se muda al norte.

(Kinfolk)


Este otoño me he reconciliado con Fito (y sus fitipaldis) y quizá un poco con el norte después de una época en la que los había dejado de lado, y han vuelto los cursos de Hello! Creatividad (a ver si me apunto a alguno).

Disfrutar del placer de leer con libros como 'Ve y pon un centinela', que vuelvan las mandarinas; que AD haya puesto su ojo en la tienda "happy chic" Valentina y ponerte a pensar ya en la San Silvestre y en los entrenamientos a los que vas a ir con las amigas, como los de Nike en los que el año pasado tan buenos ratos, son pequeñas pinceladas que me hacen feliz.



                                 (AD)


Las flores secas, el triunfo del color rojo en las tiendas y escuchar música en mi AMove de Kreafunk son otros de los detalles de este otoño que me hacen soñar, algo que afortunadamente nunca se acaba.

(Kreafunk)

4 de septiembre de 2015

De vueltas, magia y un toque de color

La vuelta sabe a dietas, horarios y despertadores. Septiembre es un mes que entiende mucho de eso: es el mes de la vuelta al cole, a la ciudad y a los buenos propósitos, pero en septiembre no retorna solo el día a día, sino que es una época de regresos inesperados.

Uno de ellos es el de J.K. Rowling y su mundo de Harry Potter. La escritora aseguró que el séptimo libro de la saga iba a ser el último sobre el joven mago, pero de vez en cuando ha ido desvelando pequeños detalles del mundo mágico de Potter, Hermione y Ron. 

Esta vez lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter y los más aficionados al mundo mágico estamos recontentos. "Estoy en Edimburgo. Alguien que esté en King's Cross puede desearle buena suerte a James S. Potter por mí?", reclama la escritora en uno de sus tuits del 2 de septiembre haciendo referencia a la marcha del hijo de Harry y Ginny a Hogwarts.



"Acabo de oír que James S. Potter ha sido elegido (para sorpresa de nadie) para Gryffindor. Teddy Lupin (líder, Hufflepuff) no está de acuerdo", señala en otro de sus tuits la escritora escocesa, cuyos personajes son tan seguidos que tienen hasta barras de labios asignadas. 

En este caso, ha sido la marca LA Splash la que ha ha puesto al alcance de todos colores con los nombres de los personajes mágicos de Rowling. Así puedes 'teñirte' los labios con Nagini, Nymphadora, Love Good o Hermione.


(LA Splash)

A pesar de que nunca se fueron y de que estos años han proliferado los cines de verano, otro de los básicos que para mí vuelve este mes de septiembre es el cine. 

Quiero ver Regresión, la nueva de Amenábar con Ethan Hawke y Emma Watson, que dio vida a la brillante Hermione en las películas de Harry Potter, y también otras más románticas como 'El secreto de Adaline'. 

Y es que ahora que 'Forever' y su forense inmortal han dejado la tele es hora de buscar un toque de fantasía en la gran pantalla.






17 de agosto de 2015

Color de fin de agosto

Segunda quincena de agosto y la vida todavía me sabe a verano, a tardes largas, a minihelados después de comer y a siestas eternas. Los días me evocan a pelo que pide todo el rato hidratación, a noches de mojitos y a ensaladas de tomate.

Si tuviera que pintar el mes de julio, lo haría de amarillo limón, pero el final de agosto es otra cosa. No alcanza el ocre profundo del otoño, pero gana en tonos rojizos y deja entrever que el naranja va a hacerse el dueño de la situación en unas semanas. 

Por no ser 'dueño' de un tono, sino por estar en medio de dos colores el final del mes de agosto comparte características con los días amarillo limón cercanos a San Juan y los naranjas de la 'vuelta al cole' y la luna de la cosecha.

(Pinterest)

Por eso, estos días me saben a sombreros de paja, indispensables para hacer frente al sol de los días de playa; al taboulé que cada año recuerdo que adoro cuando me reencuentro con mis amigas en alguno de nuestros viajes y a largas sesiones de lectura bajo un sol tenue.


(Pinterest)


Estos días se me antojan un poco naranjas y este año quizá más. Puede que sea porque sé que el omnipresente bronde algún día se adueñará de mi vida o porque he encontrado la revista MC1R, que bajo el nombre del gen responsable del pelirrojo hace una oda a este grupo de personas que a pesar de que escasean en el mundo tienen un estilo propio. La quiero.



6 de agosto de 2015

Música en la maleta

Agosto ha llegado y la canción del verano de turno es la reina en todas las terrazas y chiringuitos del país. Latinas, anglosajonas o del mismísimo territorio nacional, las canciones son una parte imprescindible de la maleta veraniega y aquí van algunas que yo llevaré en la mía.

PLAYLIST EN LA MALETA
    1. Are you with me. Lost Frequencies
    2. La Gozadera. Gente de Zona & Marc Anthony
    3. The Monster. Eminem & Rihanna
    4. Frío, frío. Juan Luis Guerra & Romeo Santos
    5. Wooly Bully. San The Sham & The Pharaohs
    6. Do Wah Diddy Diddy. Manfred Mann
    7. Firework. Katy Perry
    8. Mi primer millón. Bacilos
    9. Uptown Funk. Mark Ronson & Bruno Mars
    10. More today than yesterday. Spiral Staircase

    (Pinterest)

29 de julio de 2015

Estoy de NO

Hay casi 40 grados en la calle y no me apetece ningún plan. Ofrezca lo que ofrezca esta capital de asfalto, la respuesta es negativa. Estoy de NO.

Me quedan pendientes una visita al Thyssen a ver la exposición 'Vogue like a Painting'; conocer El Perro y la Galleta, el nuevo restaurante que los dueños del bar Galleta, e ir al Retiro con una cesta de picnic de las que prepara Magasand, pero creo que el calor me va a impedir hacer estos planes.




Hay casi 40 grados, y por mucho que me lo vendan no quiero ir al gimnasio, ni tomar una caña en una terraza, si no son las 23 horas. Se me pone mal humor con estas temperaturas y no creo que vaya a Urban Beach Cinema, la playa urbana con cine incluido que han montado en el patio de conde Duque.



(El Perro y la Galleta)


Todos son planes fantásticos que dejo aquí para que los disfruten aquellos que estén hechos para soportar este calor, pero de momento yo renuncio a esto y también a conocer las albóndigas asiáticas de ese pequeño restaurante perdido por Callao, que dicen que son maravillosas. Quedarán para septiembre.

Faltan dos días para que llegue agosto y por mucho que me pese no puedo disfrutar de la ciudad. Son los casi 40 grados que hacen que el 'Wanderlust' sea el leit motiv de mi vida y las fotos de pies en la arena de Instagram, mi pequeña maldición de estos días. 

1 de julio de 2015

Cosas que quiero con solo mirarlas S-15'

El verano trae ganas de disfrutar, si cabe, un poquito más de la vida y ¿por qué no?, de darse un capricho. Hay cosas bonitas por todo el mundo, ¿cuáles son las que aceptarías tras echarles un único vistazo? Aquí van algunas ideas. 

1. Una visita a El Hotelito. Para disfrutar de la calma, la piscina, la belleza y el relax no muy lejos de Madrid. Lástima que en fin de semana la estancia mínima sea de dos días y nunca consigo hacerme con ellos.


(El hotelito)


2. Un bolso arena Milo Illium. Porque no sólo de alpargatas mágicas viven las chicas de Mint & Rose.


3. Un vestido mexicano tan bonito como los de Zaachila. Blanco y con bordados, por supuesto.





4. Un ordenador que nunca me deje tirada, como este Macbook Air.



(Apple)



11 de junio de 2015

Cosas que hacer bajo la tormenta

Cuando hay tormenta me gusta meterme en casa y ver cómo las gotas gigantes y el viento dan paso a los rayos y los truenos, pero en estos días de preverano, cuando el tiempo está más que caprichoso que nunca se pueden hacer muchas cosas.

Una de ellas es ir al imprescindible 'Mini market in the patio' que organiza este sábado la bella Valentina en San Sebastián, porque de allí, simplemente, lo quiero #TODO.

Otra que no puedes dejar escapar es disfrutar de la nueva aventura de los chicos de Better. Se llama Betterwithfriends y sólo le quedan unos pocos días de vidas en la calle Almadén de Madrid, así que echa a correr si no quieres perdértela.


(Valentina)


En estos días en los que el calor es abrumador pero el cielo está totalmente gris me gusta soñar que estoy en Savannah o en Nashville y soy un habitante más de esta zona encantada de los Estados Unidos.

Y es que cuando hay tormenta los días se antojan perfectos para viajar por la red y cotillear nuevas webs como Draper James, la página de lifestyle que lleva la firma de Reese Witherspoon, que como otras celebrities se ha lanzando al mundo de Martha Stewart.

(Draper James)


Fichar bikinis tan ideales como los de Mi&Co y Canté o buscar un restaurante que me permita estar cenando tan a gusto y al mismo tiempo disfrutar de la lluvia desde su terraza, como Punto Básico, son otras delicias de los días de pies húmedos y calor extremo.





Y como en último caso siempre quedan los sueños, y uno de los míos este año pasa por Cádiz, también me gustaría pasarme por el restaurante Macarela, en la calle Monte Esquinza, que promete traer un trocito del sur a Madrid (o al menos de su atún rojo).

(Punto Básico)

12 de mayo de 2015

Un verano por los pies

Los días son largos, las faldas se acortan y la ciudad se ha llenado de terrazas. Todo el mundo sale a correr y la vida es un poco más fácil sin tener que llevar tantos trastos a cuestas. Por eso, en estos días veraniegos busco facilitarme la vida, comenzando por los pies.




La primera de mis 'facilidades', que en realidad no es más que un capricho, son unas Bobo's. “Quiero unas bobos”, es su eslogan y admitámoslo, yo quiero otras. Y es que son unas bailarinas preciosas y extremadamente dulces, de las que no puedo apartar los ojos.



(Bobo's)


Soy fan de las sandalias de Aquazzurra, como la mitad de las mujeres del mundo, pero para estos días quiero hacerme con unos Minnetonka. Me gustan en versión mocasín porque son un clásico que puedes llevar a todos los lados, pero tienen un toque boho 'que no se puede aguantar'.




(Minnetonka)


Para las alpargatas, que luce preciosa en negro clásico Alexa Chung, están las que no me quité el verano pasado, pero si puedo escoger unas para éste año me gustaría hacerme con unas de Ball Pàges o las de Naguisa.



(Ball Pàges)




(Naguisa)


Porque la comodidad no está reñida con la belleza, ésta es mi pequeña aportación a tener un verano cómodo, pero 100% #antinormcore.

4 de mayo de 2015

Sabor a flores

Como es primavera todo me sabe a flores desde que me levanto hasta que me acuesto, algo que tiene sus cosas positivas pero también negativas. En el lado del debe, destacaré esos duros momentos de tos tras pasar por una zona repleta de polen. Sin embargo, mi lado del haber floral es mucho más amplio.

No hay nada mejor por las mañanas que despertarte viendo las petunias en flor de tu patio, saludar a ese naranjito que alguna vez te permitirá comerte uno de sus minifrutos y esperar a que florezcan de nuevo las hortensias.

Me gusta que Madrid sea un lugar lleno de esquinas para comprar flores, sobre todo, en fin de semana, y me vuelvo un poco loca los sábados de vivero, donde me tengo que frenar a mi misma porque me compraría toda la tienda.

Me encanta Brumalis, no sólo en Navidad con sus inigualables coronas, sino todo el año, y más en primavera; disfruto cotilleando por internet las composiciones de Elena Suárez y por eso, fui feliz cuando descubrí la existencia de Salon des Fleurs, un salón de Té y tienda de flores en Guzmán el bueno que respira magia por los cuatro costados.


(Salon des fleurs)

28 de abril de 2015

Ipod de primavera

La primavera es una época de renovarse y salir de casa, pero para mí es una época más relajada que el verano, una temporada que invita a sentarse en una terraza o en mi/un patio florido y disfrutar de una cerveza y una buena ronda de canciones.

Éstas son las seis que más me están acompañando estos días. No son cinco ni diez, sino seis, pero son las que están formando parte de mi primavera y quería compartirlas por aquí ¿Me ayudáis a llegar a diez?


PLAYLIST DE PRIMAVERA

1. Four, Five Seconds. Kanye West, Paul McCartney, Rihanna
2. Empire State of Mind. Jay Z + Alicia Jeys
3. Jackson. June Carter & Johnny Cash
4. Love me like like you do. Ellie Goulding
5. Young Forever. Jay Z + Mr. Hudson
6. California Girls. Katy Perry. Snoop Dog





6 de abril de 2015

Las mil caras de Nueva York

Las hamburguesas, la ropa deportiva y las guirnaldas de bombillas son algunas de las cosas que me vienen a la cabeza cuando pienso en Nueva York, un lugar que no he conocido hasta mis 31 y del que he vuelto con muchas ganas de volver.

Nueva York tiene mil caras y por eso no tengo una respuesta única para la pregunta: ¿qué es lo que más me ha gustado de la Gran Manzana? Y es que creo que existen multitud de microcosmos perfectos en la capital de Estados Unidos.

Times Square impresiona por sus neones, las multitudes y el olor a perrito caliente; pero unos pasos más abajo el Flat Iron abre las puertas a un Manhattan menos poblado que deja atrás (en parte porque siempre es imposible) las onmipresentes cadenas de café y comida para llevar.



Había oído maravillas del West Village, hogar de las fachadas de las casas de Friends o de Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York, y de hecho Bleeker Street, con su encantadora Magnolia Bakery y sus rincones como Cornelia Street, es una verdadera delicia.

Sin embargo, también me cautivó el Lower East Side, que no es tan coqueto como el West Village, pero que tiene ese toque crápula que le aporta algo especial. Eso sí, los hipsters han tomado la zona y los bares y las tiendas de moda independiente han copado la zona más cercana al East River.

Perderse por las minicalles del Soho y Nolita dejando de lado la omnipresente Broadway y parar a comer en el mexicano La Esquina (#simplementemaravilloso) es algo que no se puede dejar de hacer.


Y si la hora de comer te pilla en el Meatpaking puedes parar unos pasos antes de su archiconocido High Line y descubrir el industrial Gasenvoort Market o unas calles más arriba, disfrutar del sibarita Chelsea Market, dos lugares que merece la pena conocer.



No obstante, puede que una de las cosas que más me impresionó de la ciudad fuera DUMBO,la parte de Brooklyn que se encuentra debajo del puente de Manhattan desde la que hay unas vistas impactantes del otro lado del río.



Llegué de noche, y tras verlo después de día, sólo puedo recomendar pasar un rato al lado del agua a oscuras cuando el puente de Brooklyn no es más que una hilera de bombillas centelleantes.

Precisamente, las guirnaldas de bombillas son el alma mater de esta zona de la ciudad, que esconde rincones ultra hipster como Bedford Street, en el Williamsburg de GIRLS, donde se puede disfrutar de flea markets de artesanos de la zona y de maravillosos hoteles como el Whythe.

Es una zona que impacta, por lo menos a alguien 'de pueblo' como yo, pero si tuviera que hacer una recomendación brooklyniana (y que me perdonen los que saben más que yo de la materia) os llevaría a tomar algo por Boerum Hill, la calle Smith y sus aledañas. 

Eso sí, para gustos, los colores y en NYC esta todo el arcoiris, así que si estás pensando en viajar a la ciudad que nunca duerme, haz ya las maletas que seguro que encontrarás un sitio hecho a tu medida.