17 de diciembre de 2014

Un poco de belleza por Navidad

Al igual que en los momentos antes del verano es habitual ponerse frente al espejo y afrontar la operación bikini, en mi caso, en Navidad la belleza cobra especial interés. No es que me sienta una burbuja Freixenet, pero el invierno es un buen momento para enfrentarse a los retos de belleza.

En estos meses en los que cuesta más ir al gimnasio, aunque este año estoy consiguiendo no quedarme rezagada, me gusta pensar en mi pelo que siempre sufre mucho durante el verano. Esta vez he unido a mi mascarilla estrella, un tratamiento de ácido hialurónico, que ha dejado mi pelo mucho más suave y manejable de lo que lo estaba.

Llevaba meses dándole vueltas, pero no me atrevía, hasta que me he lanzado con ÉXITO. Eso sí, no abandono por nada del mundo mi tratamiento de Moroccan Oil, una pequeña joya para el pelo, del que me gusta todo. Desde cómo me deja el pelo, pasando por su olor hasta su maravilloso color verde agua.




Pasando a la cara, ya va siendo hora que me ponga una fecha para ir a comprarme el serum de Sesderma que tanto me han recomendado y para hacerme una limpieza de cara que me permita estrenar año resplandeciente.

Por último, probar los rouge Velvet de Bourjois es otro de mis deseos de Navidad. Paula Echevarría (o más bien Ana Rivera) los usa para ir a trabajar a las galerías Velvet y yo, por mucho que no viva en esa época ni sea costurera/diseñadora, quiero probarlos uno de estos días. Pero, ¿en qué color? 

Happy beauty Christmas




No hay comentarios :

Publicar un comentario