9 de abril de 2014

Vacaciones 30's

A escasos días de Semana Santa surgen los deseos de hacer una primera escapada primaveral, pero cuando te pones a mirar cosas y a planear tu viaje te das cuenta de que algo ha cambiado: has pasado los treinta y ahora ni te paras a mirar cosas que te parecían idóneas hace años. Serán cosas de la edad o, por lo menos, de mi edad.

No es el primer post de los treinta, esos años que para algunos son los nuevos veinte y que para otros, han sido más difíciles de digerir. Y es que los nuevos veinte tienen diferencias con los originales, también en vacaciones.

Uno se da cuenta de que tiene treinta cuando no se le pasa por la cabeza cogerse un viaje de quince días a Turquía sin haber pensado ni siquiera el itinerario o cuando le gusta que su hotel de escapada urbana no sea un cuchitril, por mucho que vaya a estar todo el día pateando, y se fija en lugares como el Hotel Life de Malasaña.

(Life)

Los treinta son una evidencia cuando a uno le gusta que su hotel de playa también sea agradable, porque se disfruta de tiempo en su terraza, piscina, bar e incluso en la cala de al lado, como en el Mareta View de Sagres.



(Mareta View)

Se notan cuando a pesar de querer tostarte en la playa te untas bien de protección total, porque un día entero al sol no lo aguantan bien todas las pieles y son una evidencia cuando a pesar de haber disfrutado de una gran noche de fiesta te obligas a levantarte temprano para seguir con tus planes turísticos.

Los treinta llegan cuando te enamora el slow turism en lugares como los Bungalows Mandala, en Caños de Meca, y cuando tomar un buen vino es uno de los requisitos del viaje.

Son evidentes cuando al volver a Londres quieres visitar Liberty, como te obligaban cuando eras pequeña, pero esta vez para comparte las nuevas Internationalist de NIKE+Liberty y cuando al visitar París, el café de Ameliè es lila y tiene una carta con la cara de la famosa parisina.


(Liberty)



Los treinta, esos nuevos veinte, son maravillosos, pero las cosas cambian. Y si no que se lo digan a Barney (HIMYM), que a sus treinta no sería capaz de vivir sin traje como hacía antes

2 comentarios :

  1. ¿Cuántas veces, y en cuántas redes sociales y plataformas más, vamos a tener que leer el chascarrillo de las zapatillas? Creo que todavía te las puedes poner de foto en el dni (que es lo último que te queda).

    ResponderEliminar
  2. Y ya verás cuando vayas cumpliendo más.
    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar