10 de febrero de 2014

Ese delirante paso adelante

El lobo del Wall Street, el Hobbit o la Gran Estafa Americana son peliculones, nadie puede negarlo y me gustan; pero en los últimos tiempos ha llegado hasta mi un grupo de películas que sin ser tan grandes, tan de aventuras, tan ... de nada ... me han parecido fascinantes.

Comencé con The Beginners. Ya lo dije hace tiempo, me encantó, pero tras la chica de vestido rojo, el adorable Ewan McGregor y el brillante Christopher Plummer, llegó hasta mis manos Las Ventajas de ser un marginado, que narra deliciosamente la vida de chico bastante inadaptado.

A primera vista puede parecer una película en la que no pasa nada, pero una vez que conoces al protagonista y a sus amigos y compartes con ellos sus traumas y su enfermiza obsesión por la música y las cassetes 'de varios' quieres ser uno más de ese grupo de delirantes marginados.



Tras esta pequeña joya me topé con Ruby Sparks. Admito que esperaba más de ella, pero las obsesiones del escritor protagonista por encontrar a la chica perfecta consiguieron que tanto él como su estrambótica musa se hicieran un hueco en mi corazón.


Ha pasado tiempo pero lluvia y los temporales de estos días me han hecho volver a sumergirme de lleno en los conflictos internos que surgen cuando la infancia, la juventud y la madurez chocan entre sí y hay que luchar para dar ese pequeño gran paso adelante.

En este caso han sido The Spectacular Now y sus brillantes protagonistas los culpables de que vaya a recordar durante bastante tiempo una película que comienza con el básico chico conoce chica, pero que se aleja maravillosamente del tópico de instituto americano.





No hay comentarios :

Publicar un comentario