5 de diciembre de 2013

Plan de Navidad

Hay personas que huyen de los renos, las coronas y los árboles de Navidad y otras, para las que la Navidad es un plan. Yo estoy en ese segundo grupo. Me gusta escuchar villancicos, tener un bonito árbol en casa y hacer algún postre que acompañe.

Me gusta el día de decorar la casa, ése en el que, aunque no seas tú el encargado de hacerlo y quieras escabullirte, acabas ayudando a colgar guirnaldas y a buscar en el cuarto de los trastos las bolsas de Navidad del año pasado con todos los adornos del árbol (o por lo menos, siempre ha sido así en mi casa).

Ahora que vivo sola mantengo mis viejas costumbres, pero ya hay alguna nueva que parece que ha venido para quedarse y es que, por ejemplo, me he dado cuenta de que me gusta comprar los adornos del árbol por parejas y muy poco a poco.


(Brumalis)


Tengo dos galletas de jengibre del año pasado, unos patilargos de la Navidad que estrené mi casa, dos tórtolas blancas que compré en Malasaña y allí, en el fondo, una bola con unos osos que compré en Londres hace mil años que me recuerda que es una costumbre que viene de lejos. Ésta es una, la otra, la eligió mi hermana y me imagino que la conservará ella.

Mi árbol también tiene su historia porque lo compré en un centro ‘Reto’ de Vallecas y la guirnalda de renos que adorna el salón es de una tienda que esconde los adornos más bonitos de todo Madrid.


(Brumalis)


Lo que me queda para esta Navidad es hacerme con una deliciosa corona natural de Brumalis, algo que deseo intensamente, y pasarme por el patio de Federica & co por si cae algo. Y si no, me lleno de ese espíritu navideño tan provenzal que rezuma el patio de Hermosilla.


Esta Navidad quiero ir a The Hovse, la casa que han montado los creadores de The Patio en Chamberí; a la pop up store de Madrid in Love, y también a la de The City, en Bilbao, pero eso será más adelante porque aún quedan días en Madrid antes de las vacaciones de Navidad.


(Madrid in Love)

No hay comentarios :

Publicar un comentario