22 de octubre de 2013

Una noche en Las Letras

Sus calles están repletas de turistas, músicos callejeros y visitantes de museos disfrutando de una caña en uno de los barrios con más historia de Madrid, pero en el barrio de Las Letras hay muchas cosas más allá de la ruta guiri.

No tengo nada en contra de los turistas. De hecho, yo soy la primera que se calza unas zapatillas y unos buenos vaqueros para patear ciudades extranjeras, pero, es verdad, que en Madrid el olor a croqueta, caña y menú de turista es algo que me repele.

Al margen de las manías de cada uno, la noche en el Barrio de las Letras ya es un poco más para todos los gustos, también para los que buscan algo que antes sólo encontraban en otros barrios de la capital como Salesas o Malasaña. 

Uno de los elementos que ha ayudado a esto ha sido el desembarco de Ana la Santa en los bajos del Hotel Me.Es el último de los locales del grupo Tragaluz en la capital, hermano del Tomate y de Luzi Bombón con quien guarda un gran parecido.

(Le Crazy)


Ana la Santa es un lugar amplío en el que reina una gran barra y un lounge con sofás y al igual que sus restaurantes hermanos, destaca por su estilo moderno, la buena música y la gran afluencia de público.

El otro de los lugares que, en mi opinión, es un poco responsable de la desguirización de la zona es el Matute, 12, un espacio en el comer, cenar, tomar un cocktail o una copa a cualquier hora del día. 
 
Y es que con su estética neoyorkina y música de diez, el Matute,12 reúne las cualidades para ser una estrella entre todas las Letras del barrio.

(Matute,12)

No hay comentarios :

Publicar un comentario