25 de septiembre de 2013

Mágico Alentejo

Es una zona agrícola, pobre comparada con las regiones vecinas, pero es esta particularidad lo que, en mi opinión, ha hecho del Alentejo una de las regiones más mágicas de Portugal.

Tras los buenos días que pasé en Comporta el año pasado, este verano decidí viajar a la misma zona, pero un poco más al sur, un lugar en el que las olas son las protagonistas de las playas y el marisco, el de las mesas.

Pero hasta llegar a la costa alentejana, en la que la calma y el hedonismo están a la orden del día, recorrimos parajes portugueses que no dejan indiferente a nadie. 

(Le Crazy)

El primer día recalamos en Évora, una antigua ciudad amurallada en la que tras tomar una Super Bock a los pies de un impactante templo romano, disfrutamos de nuestro primer vino alentejano y nos asombramos con una capilla que tiene todas sus paredes forradas de huesos humanos

Tras bajar hasta Sagres para conocer de cerca la vida pirata, hacer surf y despedir a los conquistadores del nuevo mundo en el Cabo de San Vicente, volvimos hacia el norte y recalamos en Brejao, una aldea en el sur del Alentejo donde parece que está prohibida la entrada a las prisas.

Nos alojamos en Cerca do Sul, una preciosa casa de campo con siete habitaciones deliciosamente decoradas, desayunos caseros, piscina, hamacas, bicis, revistas y todo lo necesario para relajarse a la alentejana.



(Le Crazy)

Tanto la casa como el pueblo parecen semi abandonados de día, cuando el sol del verano portugués reina en lo alto, pero por la noche hay que hacer cola para poder hacerse con una mesa en el Café Central, un local tradicional azul y blanco donde las almejas, los langostinos y el arroz de marisco enamoran.

Brejao se encuentra al lado de preciosas playas como la de Zambujeira do Mar o la de Odeceixe, que a pesar de ser el primer arenal del Algarve, su caracter fronterizo le hace conservar el mágico ambiente del litoral alentejano, por lo que es un lugar idóneo para pasar unos buenos días de verano.



(Le Crazy)


No hay comentarios :

Publicar un comentario