13 de agosto de 2013

La vida en chancletas

La vida en chancletas parece fácil pero es muy dura. Te levantas, te pones las chancletas y ya estás cansado porque saliste la noche anterior pero quieres aprovechar el día; te las quitas, haces deporte y, ¡dios mío! agotamiento... Es hora de ir a la playa.

Con el modo #havaianasON activado te diriges a la playa, donde nada es tan fácil como parece. Que si la crema, la arena (o las piedras), el viento, el calorazo y el spray del pelo (para quien lo use) no vaya a ser que salgas del verano peor de lo que llegaste.

Chancletas de nuevo a cuestas, toca aperitivo, ese momento en el que una sola caña puede tener el mismo efecto que un chupito de tequila. En la siesta con el aire acondicionado, la vida se enfría, y por la tarde, toca piscina, #chanclasONBOARD de nuevo.





Hasta ahí ningún problema. El conflicto llega cuando te das cuenta de que la mezcla de chancletas, arena, crema y calor te ha hecho una rozadura que chirría con el cloro. 

Por la noche, el problema es tan solo estético. Hay quien da ese gran salto de las chancletas a las sandalias, pero también están aquellos que no se las quitan. 

Está claro, aportan libertad, pero hagamos una reflexión: Si en invierno, o más bien, en nuestra vida diaria, nos levantamos y nos ponemos zapatillas; nos vestimos y es el turno de los zapatos; nos calzamos las New Balance para ir al gym y después tacones para ir a tomar una copa...

  ¿Por qué en verano hay quien hace un cuatro en uno? Para mí es una incógnita pero entiendo que hay quien cree que verano es sinónimo de chancletas

3 comentarios :

  1. Semejante chorrada de reflexión no se había visto nunca antes.... enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Una buena amiga, cuando vamos a la playa, suele llevar un par de chanclas para mi ... yo me resisto aunque agradezco el detalle.

    Confieso que no me hago a las chancletas. Prefiero calzar mis pies desnudos en unos naúticos viejunos, me siento más seguro.

    Tengo amigos que no conciben el verano sin chancletas, forman parte del atuendo veraniego incluso para salir de noche. Viva la diversidad!!!

    ResponderEliminar