3 de junio de 2013

Una isla en el asfalto

Me gustan las ciudades, por su movimiento, sus tiendas, sus tribus urbanas y su actividad incesante, pero también es cierto que adoro la calma, por eso soy una eterna buscadora de pequeños rincones urbanos que me aporten un poco de paz en medio de la bulliciosa urbe.

Disfruto en las islas porque siempre voy en vacaciones, sus habitantes tienen un espíritu diferente, no suele haber ciudades enormes (mis excusas, Londres) y  se da mucha importancia a la calidad de vida.

Y en una de ellas me pareció estar cuando llegué al Blanca, 6, un local de la calle Blanca de Navarra, donde la comida está riquísima, la decoración es preciosa y sirven una maravillosa tarta de queso.


(Le Crazy)



Blanca 6 tiene unos grandes ventanales azules por donde entra la luz, prima la madera en los muebles y desprende el aroma de un antiguo garaje de carruajes. Además, hay buenos vinos, flores, y se respira tranquilidad, a pesar de estar plena zona de Alonso Martínez.


(Le Crazy)

Pero este restaurante no es la única belleza de la zona. A unos cuantos pasos en la calle Zurbano se encuentra María's Bakery, una pequeña pastelería en la que hay dulces de aspecto muy tentador.


(María's bakery)


¿Te apetece dar un paseo por la zona?


2 comentarios :

  1. Yo he buscado uno para el próximo finde. te prometo un desayuno lleno de paz, con patitas y calma, quiza unos scones, un bizcocho de zanahoria... o mejor de chocolate. Cafe, con espumita o solo... y no puede faltar un zumito recien hecho !!! Sólo me faltas tú !!!! VEN !

    ResponderEliminar