28 de febrero de 2013

Como un pirata sin su Perla Negra

Como un Charles Dickens sin Londres, una ruta 66 sin moteros y un pirata sin botella de ron, así es como me siento yo sin mi ordenador en pleno siglo XXI: la época de las nuevas tecnologías, de Internet, Facebook, Twitter y Google maps.

Sólo han pasado cuatro días desde que llevé mi ordenador a arreglar, pero ya estoy con el mono tecnológico. Pero lo curioso es que estoy más ansiosa por la incertidumbre de cuándo volverá que porque no esté conmigo ahora mismo. 

Puede que el medio no sea el mensaje, ya que los post de Le Crazy siempre buscan huir hacia lugares en los que la tecnología, las prisas y la tediosa rutina quedan en segundo plano; pero como las ausencias desvelan algunas verdades, ahora que mi ordenador se ha ido me doy cuenta de que el folio en blanco digital es un indispensable en mi vida, como la Perla Negra lo es a un buen Jack Sparrow.





Hay quien puede decir que ya tienes el ordenador del trabajo o Internet en el smartphone, pero no es lo mismo porque, como ya he dicho, me gusta usar el ordenador para navegar por mundos apartados de la tecnología. 

Eso sí, como no queda otra cosa que hacer más que esperar a que acabe esta cuenta atrás, me despido sin saber cuándo volveremos a vernos a bordo de mi Perla Negra.

21 de febrero de 2013

Lo (im)posible

Ni con Ewan McGregor, ni en Tailandia, ni en Navidad; pero a mí también me ha llegado lo imposible, eso sí, en febrero y en Lanzarote, una isla donde conviven los horribles resorts con sabor a bufé y las maravillosas formas y colores que genera una tierra hecha de lava.

Lanzarote es un paraíso lunar donde el desierto negro y sus pequeños oasis de casitas blancas contrastan con los hoteles de miles de habitaciones; donde las playas salvajes compiten con las cremas, colonias y demás mejunjes por el protagonismo de los turistas y donde a pesar de que parece que no va a haber más que mojo y pescadito, la primera fila del mar de determinados sitios es una hilera de restaurantes (malos) de todos los países.




Y es que en Lanzarote parece que lo imposible es posible, porque siempre es verano, el suelo es impisable porque está hecho de toca que pincha, hay más forasteros que oriundos, la gente va en bicis que pedalea con las manos y porque a pesar de que, según algún isleño ‘sólo llueve cuando Dios se equivoca’, a mí me cayó un tormentón en pleno Timanfaya.



Lanzarote ha sido mi imposible de febrero, pero, ¿y si sigo las creencias de Alicia Liddel y soy capaz de creerme al menos seis cosas imposibles antes de desayunar?  Y creo que pueden acabarse los días cortos, que el giratiempo de Dumbledore es verdad, que puedo ir con mis raídas converse negras a todos los sitios del mundo, por muy de etiqueta que haya que ir ...




Que te pueden implantar un chip para hablar todos los idiomas del mundo, que la vida es una caja de bombones en la que sí puedes elegir lo que te va a tocar o que Pinocho ya es mayor, y quiere enmendarse y salvar al mundo de los cuentos.


Cuando lo imposible es posible por mucho que sea increíble salta una chispa que llena de magia el espíritu. Es lo que yo creo, aunque sea ...(im)posible.



11 de febrero de 2013

¡Eres una joya!

A una chica se le puede regalar de todo, desde unas herramientas para el jardín hasta unos esquís nuevos, pero está claro que el tipo de regalo varía en función de las incógnitas que conforman la ecuación del regalo perfecto.

Y es que el carácter de la chica, el tipo de relación, el dinero a invertir, la climatología e, incluso, detalles tan tontos como el color favorito de la homenajeada, influyen en el resultado. Recuérdalo, en el tema de los regalos, el orden de los factores sí altera el producto.

Pero si en tu ecuación de San Valentín se cruzan las palabras 'acierto' y 'olvido'; es decir, que estás a dos días de la fecha, amada por unos y odiada por otros, y quieres salir triunfante a pesar de que era algo que habías olvidado por completo, no lo dudes: lo tuyo es una joya.

Cleopatra llevaba corona; Marilyn cantaba a los diamantes y ahora no hay it girl que se deje los complementos en casa, por lo que parece que es verdad que las joyas maravillan a las féminas.

Esta vez yo os dejo algunos de mis sitios favoritos donde encontrar alguna cosa especial. Un lugar que me encanta es Circo, de Almudena Gil. Se trata de una marca que nació en 2005 y que rezuma estilo propio. 



(Fotos: Circo)


Algunas de sus piezas se basan en los animales, cosa que adoro; otras, en el art decó, del que soy fan, y el resto ...bueno eso es algo que tendrás que descubrir por ti misma.













(Fotos: Circo)



También me gustan las cositas de Malababa, donde los tonos 
dorados y planteados se funden con piedras y tejidos para dar lugar a creaciones modernas pero delicadas. 



(Fotos: Malababa)


En internet no hay que dejar pasar la especial Lito y Lola y por supuesto, siempre nos quedarán los mercadillos, un lugar perfecto para encontrar pequeñas joyas que alguien dejó por el camino y que de tu mano pueden volver al front row.

7 de febrero de 2013

Mi barrio II: Llega la serpiente

(Para Ma li lian)

Tras Papa Noel, las doce uvas y los Reyes Magos parece que se han acabado todas las celebraciones, pero no es así, y menos en mi barrio, donde hay muchos comercios chinos que ya se están preparando para la llegada del año de la serpiente.

Tras superar el trauma de los mayas, en Occidente ya nos hemos dado cuenta de que las cosas en 2013 no han cambiado mucho respecto a 2012, pero ahora le toca el turno al imperio chino, que el 10 de febrero inaugura la llegada de su nuevo año: el año de la serpiente.

El año nuevo es la festividad tradicional más importante que los chinos celebran cada año y durante estos días, millones de ciudadanos se trasladan a sus casas para celebrar con sus familias la también conocida como Fiesta de la Primavera, que en esta ocasión dará paso al año 4711.





Estas fiestas parecen muy diferentes a las nuestras, pero al margen de los llamativos dragones y delicados farolillos, los chinos tienen tradiciones al más puro estilo de nuestras doce uvas y algunas de ellas, no tan diferentes a las occidentales.

Escriben coplas de la Fiesta de la Primavera, con caracteres relacionados con la abundancia y felicidad. 

Reciben al dios de la riqueza, que con barba y ataviado con una túnica roja y un saco amarillo a la espalda, acude a las casas para repartir imágenes

Los niños reciben un sobre rojo que contiene un poco de dinero y la gastronomía tiene su hueco en forma de platos típicos que no pueden faltar en la cena de Nochevieja.





Este año nuevo chino me ha hecho aprender algo más sobre este pueblo que cada vez vive más cerca de nosotros, pero tengo que confesar que yo todos los días tengo mi pequeña lección de mandarín.

Y es que en la puerta de una tienda que está camino de mi gimnasio hay siempre colgada una pizarra en la que cada día se puede leer una palabra diferente en chino.

Por si tenéis curiosidad, aquí os dejo alguna para que aprendáis un poquito más sobre este lejano mundo más allá de sus deliciosos rollitos primavera.




Xin nian kuai le!



4 de febrero de 2013

Todo al rojo!!!

Mayo es el mes de las flores, en julio llega en verano y en diciembre, las primeras nieves; pero febrero es el mes del amor, que inevitablemente, va unido al color rojo y a la fuerza que desprende.

Porque rojo es el color de la capa de Superman, de los labios más sexys, de muchísimas cajas de bombones, de los bañadores de los vigilantes de la playa, de las señales de Stop y del calipo de fresa.



También tiñe el color de las suelas de los Laboutin, llena de sabor las fresas y colorea  la manzana envenenada de Blancanieves. Es el color de la sangre, de las monedas de gominola, de mi color favorito del parchís, de los tomates de mi huerta y de los zapatos mágicos de Dorothy en el Mago de Oz.

El rojo cubre las mejillas de los avergonzados y exhaustos, da personalidad a las piruletas de corazón y tiñe las alfombras más glamourosas.

¿Apuestas por el rojo?