3 de diciembre de 2012

Christmas is coming


El olor a castañas, que salga humo al respirar y que la cola para hacerse con un décimo de Doña Manolita ocupe media calle de El Carmen son detalles que hacen pensar que la Navidad ya está al caer.

Esta semana se encienden las luces de Navidad y las plazas ya tienen sus árboles preparados, así que ya sólo falta un poco de nieve y que me dejen cantar villancicos para abrir la temporada de fiestas.

Navidad es una época de deseos y a pesar de que estemos en plena crisis debe seguir siéndolo porque si no, ¿cuándo está permitido soñar?  



Es cierto que este año las sorpresas serán más discretas, pero no hay sonrisa que no consigan sacar detalles como una bonita corona en la puerta de casa, un buen CD de Villancicos o algún christmas 1.0 en el buzón, porque, además, el cartero tiene que tener trabajo al menos una vez al año y se engaña el que dice que un e-mail tiene los mismos resultados.

Por eso yo pondré en la puerta de mi casa la corona de piñas DIY  que me regalaron el año pasado




Escucharé el disco de villancicos rocabilly de The Baseballs 



Y me daré una vuelta por Nest, una coqueta tiendita de Malasaña, donde se pueden encontrar deseos para regalo.

(Nest)



1 comentario :

  1. No conocía las versiones de The Baseballs, he escuchado algunas y me han gustado. Me apunto la sugerencia para estas Navidades ;)

    Yo también soy de la coronita en la puerta de casa, le da un toque alegre y sirve además para cambiar el chip cuando llegas. Aunque el día haya sido duro al llegar te recibe un simpático adorno navideño que te ayuda a pensar en cosas agradables.

    ResponderEliminar