15 de noviembre de 2012

Import-export


Vivimos en un mundo globalizado y aun así, hay días en los que creo que España es una isla o una niña que no mira más allá de su ombligo.

Compartimos el idioma con millones de personas; la moneda, con multitud de europeos y el buen tiempo, con todos los países mediterráneos, pero ¿por qué hay cosas que no existen en España y sí triunfan en el extranjero?

¿Por qué han llegado tan tarde los macarons, los cupcakes o la fiebre del decapado cuando otros países disfrutaban de ellos hace tiempo?¿por qué han sido tan tardíos los restaurantes en los que el sushi gira o en los que se puede tomar un brunch?

Hay ciertas cosas que me gustaría que existieran en España y que aún no he visto como Enjoy Cupcakes, un negocio con sede en California que lleva a tu celebración una caravana vintage con cupcakes para disfrutar de estos coloridos pastelitos allá donde quieras.


(Enjoy Cupcakes)


(Enjoy Cupcakes)



(Enjoy Cupcakes)


Otra cosa que me gustaría que existiera en España es la normalidad de los brocantes de Provenza, que llenan las calles de curiosos y bellos objetos que enamoran a los paseantes.


(Le Crazy)




En el lado opuesto, ya que no todo es importar, están nuestras exportaciones. Al margen de David Bisbal, Nadal o ZARA, para eso ha nacido Real Fábrica, que vende productos de siempre de creación nacional.

  Un ejemplo, los caramelos de naranjas que estaban divididos por gajos o los rotuladores Carioca, ¿quién no se acuerda de ellos?



(La Real Fábrica)









3 comentarios :

  1. Estoy totalmente de acuerdo, cuando salgo al extranjero veo productos y soluciones que triunfarían aquí y me pregunto como no han llegado todavía. Un país que recibe tanto turismo no puede permitirse el lujo de perder esos nichos de mercado.
    Es conocido que a mi me encanta Francia y en cuanto puedo me escapo para allí. Una vueltecita por Biarritz y tomas un montón de ideas en decoración, comida etc. Incluso en Dax he visto tiendas de decoración "low cost" con muchas "chucherias" que harían las delicias de cualquiera para pequeños cambios en casa.
    Lo de los "brocantes" es otro tema que también me choca. Es una práctica habitual en Francia y Paises bajos. Aquí que tenemos un clima más amable y la gente es, en teoría más abierta, y no se practica.
    Incluso las grandes cadenas no importan algunos productos que aquí funcionarían bien. Por ejemplo, recuerdo haber tomado en un Burguer King de Berna (Suiza) unas croquetas picantes de jalapeño que harían nuestras delicias pero ... Y como eso muchas cosas.
    Es cierto que parecemos una isla, no tenemos mucha relación con Europa ni tampoco con latinoamérica, cuando con estos últimos no existe la barrera del idioma y podríamos ser socios preferentes.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, moriría si existiera en España una empresa como esa de Enjoy Cupcakes!!

    ResponderEliminar