3 de septiembre de 2012

Rentrée a la vista

C'est la rentrée. La ola de calor ha dejado la capital y por la noche ya se puede dormir con colcha; el Ikea está lleno de aquellos que llegan a Madrid en busca de una nueva vida y el tráfico vuelve a tomar las calles.

Comienza septiembre y con él también vuelve Le Crazy, que intentará poner un poco de color al día a día de curro, gym y deseos de disfrutar de un buen fin de semana.


Pero al margen de que con la vuelta la ciudad y el asfalto nos pongan los pies en la tierra y las chancletas queden en el olvido, como cualquier duelo, una rentrée tiene sus pasos y hay que seguirlos todos para afrontar el invierno con optimismo.



1 PASO. Recién llegados. Puesta a punta de pelos y pieles. Y no me refiero a hacerse con un buen abrigo, sino a la puesta a punto que es necesaria tras varias semanas de playita que han conseguido que, sin comerlo ni beberlo, nuestro cabello, luzca mechas californianas.




2 PASO. La euforia de la llegada. Hace tiempo que la colección primavera-verano no da paso a la de invierno, por lo que las tiendas y las cabezas de los más fashionistas se llenan de deseos de hacerse con la prenda it de estos días de entretiempo.



PASO. Descansar de las vacaciones en tu casa. El problema es que con un par de días basta y de ahí se pasa a…





PASO . El derrumbe. Sólo quedan dos días para volver a trabajar. Es hora de ponerse el reloj que dejaste aparcado en un cajón al iniciar las vacaciones.

PASO. El domingo más corto del año. Ése que pone fin a las semanas de vacaciones que has disfrutado en las que daba igual que fuera lunes, viernes o domingo.

PASO. El primer día. Clave, pero no tan delicado como el martes y miércoles. El lunes es día de reencuentros, de puesta a punto en el trabajo, de comparar morenos y de contar alguna que otra anécdota.



7. Llega el jueves y con él se avista el fin de semana más deseado del año. Tu vida no es tan mala. El movimiento, la actividad, la productividad, el gym sientan bien y empiezas a notarlo.

8. El fin de semana guardas los últimos retazos de melancolía. En los mejores casos, te lanzas a la calle a por unos buenos zapatos para marcar el ritmo esta temporada. En los peores, puedes ponerte a oler uno de los aromas más veraniegos que existen y ver comedias románticas como si la vida fuera una novela.


9. Los amigos, las cañas, preparar la escapada o un concierto del invierno como el de The Black Keys (28 de noviembre en el Palacio de los Deportes). Ya comprendes porque lo tuyo es la ciudad. 






10. Un mojito en una azotea porque el verano no acaba hasta dentro de veinte días. La ciudad es tuya ((El hotel Vincci Vía 66 de Callao es uno de los que tiene abierta su azotea))




La rentrée, como las mujeres, la economía, las olas o la coca-cola tiene una curva, pero siempre acaba bien porque cada estación tiene sus placeres.

3 comentarios :

  1. Me encanta el suelo de la foto de la casa!! Es como el mío!! Mucho ánimo en esta rentrée que algunos ya vivimos hace unos cuantos días.. pero fíjate que después de leer el post ya me siento mejor. ;)
    Besos belgas.

    ResponderEliminar
  2. Yo como aún no me he ido no tengo problemas .... Pero sí unas ganas infinitas de perderme en las aguas cristalinas del mediterraneo, echarme bien de cremita, mirar al horizonte ( quizá sacando un poco los dientes para que parezcan más blancos???), comer una paellita, y leer hasta que se ponga el sol y la playa me eche.

    ResponderEliminar