24 de septiembre de 2012

Coffee please!!

Las prisas, los madrugones y las jornadas de ocho horas caracterizan la 'vuelta al cole' en la que yo, siempre, siempre, siempre (y los que me conocen lo saben) me pongo enferma. 

A veces me he puesto a pensar en la razón y no consigo encontrarla. Simplemente es una época en la que mi cuerpo dice 'no' y por mucho que tenga mil planes en la cabeza, no responde.

Por eso, este año he querido ponerle remedio. En verano he tomado mis vitaminas para llegar fuerte a este mes de septiembre; he iniciado el curso tomando cada mañana zumo de naranja y pomelo y, paradójicamente, lucho por no coger frío en un Madrid en el que cada mediodía se rozan los 30 grados(Y eso que ya ha llegado el otoño).



(vía Pinterest)


Y sí, es verdad, este año lo he logrado y no me he puesto mala, pero sigo necesitando una dosis extra de café, ésa misma de la que me había liberado en los últimos tiempos y sin la que en estos primeros días de rutina no puedo vivir.

Además, el de mi cafetera italiana tiene ese sabor tan intenso; ese aroma de primeros rayos de sol de la mañana y esa textura ni caldosa, ni densa tan deliciosa que no me puedo resistir. 

En Madrid hay algunos sitios que te ponen fácil disfrutar de este brebaje como el pequeño 'Toma Café' de Malasaña. En plena calle la Palma, casi con San Bernardo, encontrarás un lugar donde hay cafés de diferentes orígenes que puedes tomar en el diminuto  pero encantador local o llevártelos a casa.



(Toma café)

De hecho, si lo tuyo es el café casero, no dejes de pasarte por Olivia & co Bakery, en la calle de Santiago, donde podrás encontrar un montón de cachibaches para alegrar tu café.

Es un lugar en el que puedes rebuscar y encontrar tanto tazas como galletas, pastelitos, panecillos y multitud de delicias para acompañar tu café.Disfruta de tus legañas!!! 




(Le Crazy)


3 comentarios :

  1. La cafetera italiana no tiene rival pero lo del zumo de pomelo...
    Lo he intentado muchas veces pero no acabo de encontrarle la gracia. Recuerdo la primera vez que lo tomé, fué en Londres y yo tenía 10 añitos, se me hizo tan extraño el sabor que creí haber tomado una medicina jajaja :)
    Muy interesantes las recomendaciones, la próxima vez que vaya a la capi probaré el café en alguno de esos lugares ;)

    ResponderEliminar
  2. Lecrazy de mi vida: no me puedo creer que hayas estado en la calle Santiago, tan cerquita de mi nueva "casa", y no me hayas visitado para invitarte a café.

    En todo caso, te mando un beso.

    ResponderEliminar
  3. cono excusa inexcusable dire q fui antes de que comenzara el curso politico. aun asi entono el mea culpa. besos

    ResponderEliminar