25 de abril de 2012

El huerto de mi amada

"Si pasas por la vera del huerto de mi amada al expandir tu vista hacia el fondo verás un florestal que pone tonos primaverales en la quietud amable que los arbustos dan", rezan los versos de un cantante que Bryce Echenique hizo suyos para dar título a un libro en el que el joven e inocente Carlitos Alegre lucha por el amor de una mujer 17 años mayor que él en la Lima de los años 50.

El huerto de mi amada es un lugar de libertad, amor, relajación y huida de los prejuicios, que aporta esa soledad acompañada de la que uno puede gozar durante días sin echar de menos al resto de la humanidad.

Me gustan los huertos, en mi caso, los urbanos porque en el kilómetro 0,1 de Madrid el asfalto ruge y escasea el verde. Pero unas cajas de fruta, vino e incluso, de plástico han convertido las losetas de mi patio en mi huerto amado, en un lugar donde cabe la paz en medio del bullicio y las salamandras buscan cobijo en verano.

Es abril, mes de plantar y para gustos, los colores. Yo de momento, desde mi ventana ya veo crecer las lechugas y las matas de tomate, que acompañan a las petunias y a los primeros brotes de fresas silvestres.


Pero, además, tengo un espacio en el que alcanzar deliciosos placeres como cenar entre la humedad de las plantas en una cálida noche de verano o remojarme los pies con la taza del café en la mano cuando he olvidado regar por la noche.



Plantar un huerto no es difícil:


-- Busca unas cajas de madera y si no tienes espacio, hay otras posibilidades como colgar tus plantas de la pared en pequeños tiestos o ingeniártelas para transformar botes en macetas de colores.


-- También puedes hacer uso de los huertos comunitarios que van surgiendo en las ciudades. En Madrid la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM) te facilita una guía de ellos.

-- Cuando tengas la tierra, elige tus hortalizas:

   ... Pimiento: Sembrar o trasplantar a partir de primavera cuando ya no hay riesgo de heladas. Les gusta el calorcito y la cosecha se puede alargar hasta el otoño. 

   ... Lechuga: También huyen de las heladas y demasiado calor tampoco es bueno. Las mejores épocas: primavera y otoño

   ... Albahaca: Busca también una época cálida. Primavera o verano.

 Pero en abril también podrás sembrar o trasplantar berenjenas, calabazas, pepinos o guisantes.

Ahora ya sólo te queda hacerte con los aparejos necesarios para ahondar en la tierra y hacer de tu vida un huerto. Si puedes, de la mano de tu amada, como le ocurrió a Carlitos Alegre.



PD: Si quieres inspirarte, pasa por el invernadero que está al lado de la plaza de Santa Ana. El Jardín del Ángel es un remanso de paz en medio del asfalto y los turistas.


4 comentarios :

  1. Me encanta tu huerto terracita!!!!!! que ganas de volver a cenar alli, una deliciosa ensalada, pan con tomate y los macarrons...ummmm!!! Es el mejor sitio del km 0 de la capi!!

    ¿Cuando me haces un hueco????

    ResponderEliminar
  2. El post mas visto en la historia de le crazy

    ResponderEliminar