21 de febrero de 2012

Rusia llega para quedarse

Los grados negativos que han acechando estos días la capital no han dejado nieve en la urbe, pero sí han traído uno de los países más blancos del mundo. Rusia ha llegado a Madrid en forma de arte y lo hace para quedarse.

De momento ya tiene dónde hospedarse. A falta de un hotel, tiene dos a su disposición, ya que El Prado alberga la delegación más cañí de L'Hermitage y ahora es el Thyssen Bornemisza el que dará cobijo a la obra de otro ilustre ruso, el mágico y colorista Marc Chagall.

Además, para los amantes del ballet, poniendo rumbo a Atocha, una exposición organizada por el Victoria & Albert Museum trae al Caixaforum del Paseo del Arte una muestra sobre Serguéi Diáguilev y los Ballets Rusos, que se quedará en Madrid hasta el 3 de junio.

Pero como no sólo de arte vive el hombre y hay que alimentar y mimar a las musas, Madrid ofrece cobijo para resguardarse de los últimos fríos siberianos en compañía de un buen chocolate, como el Cacao Sampaka, y disfrutar de un buen relato con sabor ruso, como Tres Rosas Amarillas.




3 comentarios :

  1. Para cuando un plan por el norte?????????

    ResponderEliminar
  2. Cuando vamos a El PRado y montamos una quedada cultural??

    ResponderEliminar
  3. no sabía que había brasileñas que me seguían, que honor!!

    ResponderEliminar