26 de febrero de 2012

Noche de Oscars

Vestidos de princesa, peinados se ensueño, zapatos de Cenicienta y joyas de las Mil y una Noches. Así son los Oscars, una cita donde una simple alfombra roja se convierte en la estera mágica de Aladino para actores y actrices, que pueden acabar viviendo su particular cuento de hadas si logran hacerse con la deseada estatuilla doreé.

Esta noche la fábrica de sueños se viste de gala, acude al exKodak Theatre, posa, sonríe y pasa una noche de ensueño en compañía de los rostros más conocidos del star system.

Y tú, ¿dónde pasarás la noche? ¿Sigues algún ritual especial? ¿Te sientas frente a la pantalla con tus mejores galas a la espera de conocer a los galardonados? Si eres de los que realmente quieres pasar una noche de cine, Madrid te lo pone fácil.

E.T., Penélope Cruz, Woody Allen, Stanley Kubrick, Mary Poppins o Maria Antonieta te esperan en el barrio de Salamanca, en un sitio donde las películas se vuelven hotel y un hotel, un lugar en el que disfrutar de las películas, un círculo vicioso que se torna adictivo para los amantes del celuloide.


Dormirdcine tiene 85 habitaciones inspiradas en la gran pantalla, donde se puede dormir, saborear el mejor cine, pasearse por una sala photocall y disfrutar de una ubicación envidiable al estar situado cerca de la Milla de Oro, donde puedes hacerte con un look de película.

Pero si lo que quieres es impregnarte del verdadero sabor de las estrellas, cálzate unos tacones dignos de alfombra roja y corre a poner las manos sobre las huellas de tus estrellas patrias favoritas a la calle Martín de los Heros, que esconde el paseo de la fama más ibérico.



(fotos: domirdcine)

21 de febrero de 2012

Rusia llega para quedarse

Los grados negativos que han acechando estos días la capital no han dejado nieve en la urbe, pero sí han traído uno de los países más blancos del mundo. Rusia ha llegado a Madrid en forma de arte y lo hace para quedarse.

De momento ya tiene dónde hospedarse. A falta de un hotel, tiene dos a su disposición, ya que El Prado alberga la delegación más cañí de L'Hermitage y ahora es el Thyssen Bornemisza el que dará cobijo a la obra de otro ilustre ruso, el mágico y colorista Marc Chagall.

Además, para los amantes del ballet, poniendo rumbo a Atocha, una exposición organizada por el Victoria & Albert Museum trae al Caixaforum del Paseo del Arte una muestra sobre Serguéi Diáguilev y los Ballets Rusos, que se quedará en Madrid hasta el 3 de junio.

Pero como no sólo de arte vive el hombre y hay que alimentar y mimar a las musas, Madrid ofrece cobijo para resguardarse de los últimos fríos siberianos en compañía de un buen chocolate, como el Cacao Sampaka, y disfrutar de un buen relato con sabor ruso, como Tres Rosas Amarillas.




18 de febrero de 2012

Viaje al futuro


Una vida bajo tierra porque una marea de nubes tóxicas ha invadido el mundo, el electrizante way of life de una popstar, la tranquilidad de un ermitaño exiliado del mundo en la punta de una montaña... En el imaginario individual la vida futura puede tener múltiples caras.

Belleza, tranquilidad, estrés, lujo, desesperación, ansiedad o felicidad, todo tiene cabida en la vida futura, pero sí lo que quieres es tener un poco de control de tu devenir y que tu yo presente se convierta en un pepito grillo de las grietas del espacio-tiempo ya no necesitas el Delorean de Marty McFly ni volverte loco buscando un condensador de flujo en pleno siglo XXI.

Escribe una carta a tu yo futuro. Alértale de lo que va a pasar, dile que disfrute de la vida, que quieres hacer un viaje alrededor del mundo, convertirte en escritor, plantar un árbol o montar en globo. Date un toque de atención y viaja al futuro, aunque sea por carta. Pincha, la red te lo pone fácil!!



13 de febrero de 2012

Codornices en pétalos de rosa

“Con cuidado, separar los pétalos de rosas tratando de no pincharse los dedos porque (a) es doloroso y (b) si los pétalos se impregnan de sangre, alteran el sabor del plato y puede provocar reacciones peligrosas”, rezan las primeras líneas de la receta con la que la protagonista de ‘Como agua para Chocolate’ hizo las delicias, excitó y revolucionó no sólo a su amado Pedro, sino a su familia al completo en un rancho mexicano en el que en plena revolución impera una rígida moral.

De vuelta en la península, llega San Valentín, fiesta inexistente para algunos, que la achacan a la codicia de los grandes almacenes; anhelada para otros, que aprovechan estas fechas para hincar la rodilla en el suelo y decir ‘te quiero’, y una ocasión aprovechable para darse un capricho en rosa para aquellos que se declaran agnósticos del romanticismo empalagoso.

Más allá del grupo en que cada uno se integre, San Valentín quiere reivindicar ese amor rosa, rojo e incluso negro, que complica y facilita la vida, que da mucho pero exige más. Ese amor de los protagonistas de ‘Como agua para Chocolate’ que como en el infierno que dibujó Dante se ven de cerca, pero no pueden tocarse porque siempre les separa un minúsculo espacio, que ellos salvan con recetas hechas con el corazón.

Así que para celebrar este día puedes:


1.   Seguir el consejo de la escritora Laura Esquivel y hacer las delicias de una bonita mesa con una buena receta de codornices en pétalos de rosa. 

2.   Optar por la versión más romántica de Moët et Chandon y su ‘tag your love’.

3. Escribir los versos más dulces en tarjetas específicas para estas fechas. 

4.   Hacerte un regalo para disfrutar de la vie en rose.


-- Los más atrevidos tienen la oportunidad de declarar su amor a los cuatro vientos en las pantallas gigantes de Callao.




(fotos:moët, hermes,etsi)

7 de febrero de 2012

Lo Quiero I: BCN

Lo deseo, lo necesito y lo quiero ya. Quiero ir a la maravillosa Barcelona, que bañada por el Mediterráneo es al mismo tiempo relajante y electrizante por ser puerto de mar. Quiero ver la ciudad que coloreó Gaudí, la de las líneas curvas, la brisa marítima y el toque internacional.

Quiero ir a Barcelona porque más allá de sus ramblas, sus guiris y su rumbita catalana es un enclave con un embrujo especial que me reconforta y me aporta el toque de brillo necesario para que las nubes del invierno y la rutina no ensombrezcan mi espíritu.

Quiero caminar por el parque Güell, Paseo de Gracia y su barrio Gótico, pero también quiero disfrutar de su (mi) Born, despertarme en un hotelito de la zona y estar a escasos metros del mar; disfrutar de Tickets, la nueva apuesta de Ferrán Adrià, y dejarme llevar en el restaurante Isabella’s, de la parte alta de la ciudad.

Estos son mis caprichos de febrero. Veremos si se cumplen!

6 de febrero de 2012

Grandes Esperanzas

Portsmouth, 7 de febrero de 1812. Llega al mundo Charles Dickens y con él la descripción más detallada del lado oscuro de la sociedad victoriana. La del trabajo de niños durante horas y horas en fábricas mugrientas, la de la pobreza del proletario de la Revolución Industrial y el humo de las ciudades. 

Una época de trabajo en malas condiciones, de escasez y hollín, en la que los más pesimistas de hoy ven a un antepasado de estos duros días de crisis que vive España, de sus cinco millones de parados y mileuristas.

Pero no nos quedemos en Oliver Twist, David Copperfield o Tiempos Difíciles. En el bicentenario del nacimiento de Dickens veamos la vida en verde a través de sus Grandes Esperanzas, que permitieron que el huérfano Pip luchara por convertirse en caballero, o que su yo futuro, encarnado en el hollywoodiense Ethan Hawke, lograra ser un artista de éxito en Nueva York.

Es su no-cumpleaños y, muy probablemente, en este siglo XXI uno de sus deseos al soplar las velas sería un futuro en verde!!!