31 de diciembre de 2011

Midnight Dream

Como si de cenicientas modernas se tratara, no hay persona en el país que hoy no vaya a estar pendiente de la medianoche. El reloj marcará las doce y sonarán los cuartos y saldrán a pasear las uvas y se dejará atrás el 2011, y solamente entonces se abrirán los brazos a un 2012, que a pesar de la prima de riesgo, el paro o la crisis del euro, ingenuamente, todo el mundo espera mejor.

Para lograr un gran 2012, se puede apostar por las recetas tradicionales como pasar esos momentos con familia y amigos, tomar una copa de champagne o atreverse a innovar con el color la lingerie.

En el lado de los más 'crazy' la suma de varias recetas crean el cocktail más brujo y trendy de la noche: El ‘Midnight Dream’.

Su elaboración roba un poco de tiempo, pero es la guinda del pastel si lo que se busca es dominar los hados. Para comenzar hay que esperar a las uvas y prestar atención para que el primer paso de este 2012 se dé con el pie derecho.

Nada más acabar, toca el turno de la segunda receta. Previamente, cada uno de los presentes ha tenido que escribir tres deseos para el año nuevo en un papel blanco que ha doblado y que en ese momento hay que quemar en una vela azul.

El último de los trucos es el más oportuno en época de crisis. Para llevarlo a cabo hay que desprenderse de alguna  joya que se lleve puesta y sumergirla en la copa de champagne. Entonces habrá llegado el momento de brindar por un año lleno de fortuna.

Enjoy your ‘Midnight Dream’ and Happy New Year!!




23 de diciembre de 2011

¡Degusta Navidad!

Las bajas temperaturas, la nieve y las largas noches que caracterizan a los días de invierno se suavizan por estas fechas con las luces, las burbujas del champagne y la visita de los Reyes Magos. Es Navidad y más allá de huir de las calles rebosantes de compradores compulsivos, párate y degusta la Navidad. Sabe a lo que tú quieras. De momento, aquí tienes una de las recetas:

1. Prepara tu pavo de Navidad. No hay Nochebuena sin una reunión alrededor de una mesa y un buen guiso, por lo que para comenzar a saborear la Navidad empieza por meter tu pavo en el horno untado de una gota de manteca de cerdo casera y relleno de una manzana reineta pelada.

  Para que tu casa rezume Navidad, pela unas castañas, cuécelas en leche, añade mantequilla, pásalas por el pasapurés y disfruta de un buen puré de castañas, que junto a su homólogo de manzana trasportará al más ‘navi-escéptico’ a la misma casa de Santa Claus.

2. Disfruta de un buen villancico. Los hay tradicionales, anglosajones, regionales y modernos. Yo te dejo éste de She and Him una pareja con gusto.

3. Cómprate un regalo. Porque los Reyes Magos ya no tienen que venir de Oriente, regálate algo. Plaisir, gourmet o fashion Todo está a la última en estos días de fiestaDegusta Navidad.


20 de diciembre de 2011

My AAA Christmas

Es la hora de las listas, los anuarios y las recopilaciones de recuerdos del año que se va y que ha estado marcado por los vaivenes de los mercados. Navidad de crisis, Navidad espartana, pero ésta también ha de ser una Navidad de diseño de los sueños por los que luchar en 2012 y que ninguna agencia de calificación puede arrebatar.

Una Navidad AAA. Así es como quiero que sean estos últimos días de diciembre. Una época sin dudas, ajustes o deudas que rebajen la calificación de mis deseos para 2012, una temporada de chocolate y roscón, visitas inesperadas y paisajes nevados, que no se vea empañada por las calificaciones de mis particulares agencias de calificación.

Por eso, defiendo mi primera A, de Alegría por sobrevivir a este duro 2011. La segunda, avalada por el 'Amour' de todos a los que quiero, y la tercera, que se sustenta en los buenos ratos que he compartido con mis Amigos este 2011.




18 de diciembre de 2011

Romántica y canalla Roma

Miles de angelotes velan día y noche por el bien de la ciudad eterna. Entretienen a los turistas, acompañan a los dioses de piedra y escudriñan los rincones de Roma, donde sus habitantes, sobre tacones, doctor Martins o zapatillas deportivas, recorren las calles de la capital italiana en jornadas que nada tienen que ver con la eternidad que les rodea.

Este año he viajado dos veces a Roma y a pequeña escala he comprendido porqué esta ciudad  puede sobrevivir siglos y seguir asegurando la eternidad a sus visitantes.

Roma posee las dos caras de una misma moneda. Tiene a Rómulo y a Remo, la República y el Imperio, lo último de la moda y sus tradicionales sotanas, arte y desastre ...todo ello empapado por las aguas de un río que transporta al visitante de la piedad del Vaticano al ‘plaisir’ del Trastevere. Roma romántica y canalla, una dualidad que actúa de piedra filosofal para dar la vida eterna a la ciudad del Tíber.

Mi primer viaje fue romántico, artístico y principalmente, diurno. En el segundo topé con la noche y la fiesta y los tacones nos llevaron donde ellos quisieron: a disfrutar a espaldas de la Piazza Navona de la vida crápula y canalla que cierra el círculo que da la eternidad a la capital del Lacio.

                                     Foto de Raquel Ruiz

17 de diciembre de 2011

Le Crazy

La locura ronda a los genios, transporta a otro mundo a los perturbados y agobia a los estresados, pero en pequeñas dosis es combustible para la vida del más imaginativo y da brillo a los días de invierno.

La locura que arranca de la rutina, da alas al apesadumbrado y supone el último empujón que necesita el indeciso para emprender un largo viaje, esa locura es la que marca la diferencia entre las personas.

Y se puede encontrar en la calle, en los bares y en las tiendas, y también en los olores, sabores y en la lectura de un libro o la melodía de una canción.

Por ese arrojo, imaginación y alimento que da la locura, surge ‘Le Crazy’, que no hace más que destacar las pequeñas y deliciosas cosas que hacen que la vida valga un poquito más la pena.