21 de marzo de 2017

En forma

Hay vida en el gimnasio más allá del spinning y el body pump y a mi me gustaría probarla a pesar de que las prisas, las distancias y el estar fuera de casa todo el día me lo ponen un poco complicado.

He probado con el running, con la elíptica y la bici. He ido a zumba y también a ciclo, pero lo que de verdad me gustaría ahora es probar alguna de esas clases combinadas que hay ahora mismo.

En Madrid hay varios centros de los cuales me quedo con dos. El primero de ellos es el B3B. Ya hablé de él hace algún tiempo, pero aún no he podido ir. Combinan ballet, bici y boxeo y la verdad, me gustaría saber qué se siente al ponerte unos guantes y después darle un poco a la 'pierna en la barra'.

El segundo de ellos se llama Reto 48 y va más allá de un lugar de entrenamiento. Se trata de un sistema que asegura que “logra incrementar el nivel de fuerza, resistencia, potencia y condición física de cada persona, sin importar el nivel de fitness" con el que arranque

Conlleva entrenamiento, un programa nutricional y tratamientos de estética, un combinado explosivo para cambiar tu cuerpo y estilo de vida. Suena bien ¿no? Yo le tengo ganas.

(Pinterest)



15 de marzo de 2017

Una siesta en París

Celebrar el día internacional de la siesta tiene que ser una maravilla y más, si se puede hacer en un bonito hotel de París, una ciudad a la que siempre hay que volver por sus magníficos paseos, sus mujeres derrochando su 'je en sais quoi' y sus copas de vino al atardecer.

Este martes fue el día internacional de la siesta y yo sólo soñaba con echar una sobre un cojín de lino en tonos pastel, rosa si es mejor, aunque no haría ascos a los encantadores colores azules del Hotel Bachaumont de París, en los aledaños del Palais Royal.


(Hotel Mob)


El Mob Hotel es uno de los lugares más cool del momento. Ofrece un combo hotel+restaurante en Sant Ouen donde comer pan hecho en casa o productos bio con toque hipster. Tienen pintón, así que si ya has ido más veces a París, prueba a conocer este rincón indie.



(Hotel Bachaumont)

En la Rive Gauche se encuentra el Hotel Millesime, un lugar con sabor nórdico parisino al 100% donde descansar tras disfrutar de la vida al otro lado del río. En todos ellos me echaría una siesta, en su día internacional o cualquier otro.


(Hotel Millesime)




25 de enero de 2017

Me quiero cuidar

La llegada de enero implica la elaboración de la lista de propósitos de inicio de año. En mi caso, tengo pocos pero contundentes. Sin embargo, he dejado algún huequecillo para las ideas menos serias como la belleza.

Para este año me he propuesto borrar mis ojeras. Intentaré luchar contra ellas a base de la vitamina K de K-Ox Eyes de Isdin, una maravilla que no puede faltar en el neceser de esas personas que, como yo, tienen asumido que las ojeras son unas fieles compañeras de viaje.

Otro de mis propósitos pasa por tener una piel más luminosa. Y es que al hilo de mis omnipresentes ojeras, he visto que toda iluminación en el rostro puede ayudar a tener una mejor cara. Poco maquillaje, pero efectivo y bien utilizado. Esa es la idea. Para este fin he optado por el iluminador Copacabana de Nars y lo admito. Estoy enamorada.

Más que maquillarme y pasar horas delante del espejo, me gusta estar bien y tener buena cara. Para ello, nada mejor que un lugar donde ponerte en manos de alguien para que te cuide y mejor aún si es un sitio delicioso.

Es el caso de Malavana, una peluquería y centro de estética en plena calle Almirante, con un rollo genial. Ya quiero ir.


(Malavana)

13 de enero de 2017

Llega el año del Gallo

Los occidentales ya saludamos al 2017 y ahora son los chinos los que dan la bienvenida al Año Nuevo, que en esta ocasión cede su protagonismo al Gallo, signo de la madrugada y del despertar. Según este calendario, 2017 es un año en el que el triunfo y el éxito sólo se podrán lograr a costa de mucho trabajo y paciencia.

En Madrid, donde hay una gran comunidad china, se celebrarán un año más las jornadas gastronómicas 'China Taste' en las que participarán 18 restaurantes de alta cocina china hasta el 12 de febrero.

Estos restaurantes ofrecerán un menú especial con precios que van desde los 20 hasta los 80 euros. Además, este año se dará protagonismo a la cocina típica de Sichuan, provincia del suroeste del país

Como gran exponente de esta picante variedad de la cocina china, el chef Fu Haiyong trabajará en las cocinas del hotel Gran Melia Palacio de los Duques.

Además, hasta el 19 de enero en la Plaza Mayor se montará La Casa del Té, en la que se podrá degustar esta bebida y conocer su tradición.







16 de noviembre de 2016

Un paseo por Londres

Londres siempre es una buena idea y más, en otoño. El precio que hay que pagar es que a las 16.30 horas es de noche, pero a cambio, las calles se llenan de luces de Navidad y es un viaje que te da un poco de impulso para poder seguir adelante con el largo invierno.

En mi opinión, todo viaje tiene consecuencias a corto y a largo plazo, estrictamente personales y no intercambiables, y en el caso de Londres son notables ¿Cómo no lo van a ser cuando una sola ciudad reúne lugares como Harrods, Carnaby Street o House of Hackney?

En mi paseo he visto cosas nuevas, algunas impactantes y también otras tradicionales 100%, pero ha habido alguna cosa que me ha ha dejado huella.

Me han gustado mucho los mews. Uno de ellos es el St. Lukes Mew, donde se esconde el rincón más romántico de Love Actually: la casa donde, mediante carteles, Mark declara su amor Juliet (Keira). Es el número 27 y los que me conocen saben que tengo un serio problema con ese número, ¿será una señal?



Otro de los sitios que más me enamoró ha sido House of Hackney. Había visto fotos, les había seguido por internet, pero nunca había entrado a la tienda, en el 131-132 de Shoreditch High St. y es una #maravilla. El todo por el todo, un lugar donde el minimalismo no tiene cabida.



El tercer lugar que citaré es Neal's Yard. Me habían recomendado la placita-postal, pero el barrio de Seven Dials me ha sorprendido más de lo que me esperaba ¡Ya quiero volver!




26 de octubre de 2016

En busca del sabor más fit

Hace tiempo decidí incluir en mi dieta alguno de los llamados 'superalimentos' como el té matcha, la espirulina o la chía. Sin embargo, una cosa es incluirlos y otra interiorizarlos en la dieta, de manera que tengan un papel principal en las comidas.

Era un reto que tenía por delante y hace semanas me puse con ello. La chía la tomo con el zumo y las cremas y las bayas y semillas acompañan ensaladas. Son fáciles de interiorizar; pero hay cosas más complicadas, no a la hora de cocinar, pero sí a la de asumir nuevos sabores y texturas que en un principio no se antojan como los más suculentos.

Uno de mis apuestas a la hora de lograr un desayuno más 'healthy' ha pasado por cocinar yo misma los dulces que me gusta tomar por la mañana. El primer reto fue hacer un cake de plátano y arándanos. Lo hice con copos y harina de avena, stevia y claras de huevo y salió bien. La casa olía a 'cocina de abuelita' mientras lo horneaba y la pinta era muy buena. 

(Pinterest)

No obstante, al probarlo la textura es más chiclosa que la de un bizcocho normal y su sabor no es igual de potente que el de los habituales. Eso sí, 100% sano. Compensa. Creo que repetiré.

Mi segunda apuesta fue por unas galletas con avena, plátano y, ¡por qué no! algunos de los arándanos que me sobraron del pastel. El resultado, unas galletas muy ricas una vez corregido el punto de stevia. Sin embargo, aquí también hay un pero. Al no llevar más que una cucharada de aceite, el tema crunchy no está muy logrado.

Resultado de mis experimentos: Una alternativa homemade y 100% sana a los dulces comprados, con muchos aspectos conseguidos, pero con fallos respecto a los pasteles y galletas tradicionales. Voy consiguiendo mejorar en diferentes aspectos como el sabor o el punto de dulzor, pero hay otros que aún se me resisten.

¿Tendré que seguir buscándole el punto o es que algo tan sano no puede ser tan bueno? No lo sé, yo de momento, seguiré intentándolo. Mi próximo reto, con cacao puro. Y vosotros, ¿tenéis alguna receta fit conseguida?


14 de octubre de 2016

Cuatro planes de otoño

El otoño ha llegado casi sin darnos cuenta. El frío entró disfrazado de respiro tras el calor infernal del verano y ahora de repente apetece cerrar la ventana. Es otoño ya está aquí. Lo marcan las lluvias y también las fechas, pero no por ello se acaba el mundo. Madrid es una ciudad muy de otoño y aquí van cuatro planes de los que poder disfrutar estos días.

1. Robert Doisneau, archifamoso por su foto del beso en el Hotel de Ville, está presente hasta el 8 de enero en la Fundación Canal con la exposición 'La belleza de lo cotidiano'. Hasta cien fotos que retratan momentos del día a día.



2.- Pero lo que a mi me pasa es que me muero por el chocolate y por probar los bombones de la nueva carta de otoño de la pastelería La Duquesita. Oriol Balaguer reabrió en diciembre de 2015 esta joyita de la calle Fernando VI, que es preciosa por dentro y por fuera. Este primer otoño reabierta estrena doce sabores de bombones, y lo que es más importante, incorpora la Tarta Sacher, que hace que sólo quiera estar allí.



3.- El martes hay una cita beauty solidaria. Birchbox organiza un maratón de belleza solidario en la Corredera Baja de San Pablo. Habrá manicuras y otras actividades beauty y lo recaudado se destinará a la lucha contra el cáncer de mama. Un buen plan.


4.- La última de las propuestas me lleva al cine. ¿por qué? Pues porque aún no he visto Cafe Society ¿merece la pena? ¿la veo? Se aceptan sugerencias.